En primer lugar queremos dar las gracias a todas y todos los participantes de nuestro concurso #buscamosciclista. Os habéis esforzado a tope en contarnos las razones por las que os merecíais la bici que regalábamos. Nos ha emocionado leer todas vuestras historias. Cada una ha sido más incríble que la siguiente. Nos habría flipado regalar 50 bicicletas para que cada participante se llevara la suya. Gracias directamente a Carlos Javier, Pedro, Marta, Virginia, Gema, Alvaro, Lucía, Carlos, Lore, Ali, Adrian, Ana, Forkus, Jaime, Guillermo, “Estraperlo”, Rosana, Ana, Eva, Carolina, Jennifer, Christian, Manuel, Miguel Angel, Lucas y demás participantes. Sois unas y unos cracks!
En segundo lugar queremos presentaros a Jake. Es un zagal vecino del barrio de Torrero. Hace años que viene utilizando la bicicleta  a diario para bajar al centro, moverse hasta el curro y demás placeres ciclistas, como solemos hacer todas y todos los ciclistas urbanos de esta ciudad.
Hasta hace dos meses Jake disfrutaba pedalenado sobre su Orbea singlespeed clásica de color verde que se había apañado él mismo. Él no necesitaba otra bici, tenía la suya y le iba guay. El pasado octubre, despues de darle un uso cañero durante años Torrero arriba – Torrero abajo,  la pobre Orbea acabó por fisurarse a la altura de la caja pedalier. Una auténtica tragedia!
Algún día habrá que intentar arreglarla con el soplete pero de momento la tiene guardada en el casa, esperando.
Habían pasado dos meses desde aquel fatídico episodio y Jake se encontraba sin bicicleta, perdido, desamparado por las calles de Zaragoza. Conocía Ciclofactoría y se enteró de la movida. Participó como lo habría hecho cualquiera  y nos convenció de que la bicicleta era para él.
Nosotros creemos que, a parte de su historia personal, el motivo de no tener bicicleta y necesitarla tanto fue una muy buena razón para ganársela. Por eso desde Ciclofactoría nos alegramos de que hoy vuelva a haber otro ciclista más en la ciudad.
Éste es Jake y ésta la historía de como ganó una bicicleta. Cada historía es diferente y esperamos que las vuestras y las nuestras sigán yendo sobre ruedas.
Feliz año ciclistas!

Comments

comments