Tras unos cuantos meses con este proyecto, ya podemos mostraros lo que ha sido uno de los trabajos más completos que hemos llevado a cabo hasta ahora.

El reto era especialmente bonito por tratarse de un regalo que querían hacerle los nietos al abuelo que había montado esta bici en su juventud. Así que había que tratar de recuperarla tal cual la recordaba su dueño, dejándola como nueva. Un trabajo complicado, entretenido y motivante!

Lo primero dos fotos: del antes y del después:

                        bh-vieja      bh-especial

En realidad, el color original de esta BH Especial era el negro, pero en algún momento de su dilatada existencia, alguien la pintó de rojo y así es como quería la familia que siguiera siendo. Así pues lo primero fue desmontarla para decaparla completamente y volverla a pintar.

Se trató de rescatar cuantos elementos fuera posible, arreglando y cromando todo lo que se pudiera, pero hubo un par de piezas que no pudieron ser: el plato que estaba en muy mal estado, con los dientes desgastados, las bielas dobladas y las ruedas, que se prefirió no restaurarlas por el coste que hubiera conllevado. El resto de componentes: manillar-potencia, tija, sillín, varillas, juego de dirección, horquilla y puños de madera se mantuvieron los originales.

                bh-montando               bh-bielas

Un consejo:

Guarda siempre todas las piezas originales de la bici, aunque pienses que no vayas a usarlas, hasta que la bicicleta esté totalmente restaurada y en funcionamiento… ¡y sobre todo las varillas! Debido al mal estado de las originales, se pensó en susitiuirlas por otras nuevas, algo que no fue posible ya que cada marca, y a veces cada modelo de bicicleta, llevaba un sistema de varillas u otro y no todos son compatibles. Por suerte somos siempre cuidadosos y guardamos todo hasta el final y pudimos arreglar el sistema de varillas que traía, cromarlo y volverlo a instalar.

En cuanto a los adornos del cuadro, se decidió no repetir los fileteados. De todos modos no eran los originales y no estaban muy logrados, así que se decidió hacer algo más sencillo y a la vez estéticamente muy bonito, como es hacer unos fileteados alrededor de los racores del cuadro en dorado, a juego con la chapa BH Especial en el frontal de la pipa. Esta chapa estaba pintada de rojo, como el resto de la bici, pero tras un pulido a conciencia, salió a relucir el precioso color dorado original.

   bh-chapa-vieja                                          bh-chapa

Especialmente contentos nos quedamos con la restauración de los puños de madera, sin duda uno de los elementos más distinguidos de esta bici. (Ver entrada “Restauración puños de madera“)

                                                                        bh-puños-madera

Para finalizar, se le montó un guardabarros delantero, que no traía la bicicleta, y lo único que faltó fue conseguir el cubre cadenas original, el cual seguimos en alerta para cuando lo encontremos, instalárselo. Para terminar de adornar la bicicleta, se añadió un cubre faldas al guardabarros trasero, como solían llevar antiguamente las bicis de paseo de mujer, para evitar que las faldas se metieran en la rueda.

Un trabajo muy gratificante y que apunto estuvo de no poder ser, debido al mal estado de las cazoletas del eje pedalier, que estaban soldadas al cuadro y hubo que luchar y darle al coco para extraer, pero del que al final estamos muy satisfechos!

                                                               bh-nietos

Comments

comments