Se acerca la primavera y con ella el buen tiempo y las marchas clásicas cicloturistas por toda la península, que tan populares se están volviendo en los último años: La Pionera, la Eduardo Bianchi y la Monreal en Aragón, la Eroica Hispania en Logroño, La Pedals de Clip en Barcelona, La Histórica en Soria o La Retro Bike en Vizcaya, entre muchas más.

z9

José Antonio posando orgulloso con la gorrilla original Zeus, ¡regalo de la casa!

José Antonio, un apasionado de las bicis (y no sólo clásicas), ha marcado de rojo en el calendario el fin de semana del 3 al 5 de junio: va a participar junto con su mujer y otros amigos en la Eroica Hispania de Cenicero, Logroño.

La primera vez que entró en el taller fue hace un par de meses. Nos preguntó si le podríamos pintar su viejo cuadro Macario en ese hipnotizante azul metalizado que lucía su bicicleta en sus tiempos mozos. Nos pusimos a hablar del proyecto que quería realizar y, desde ese momento, se convirtió, además de en uno de nuestros mejores clientes, en un amigo más de Ciclofactoria.

Navegando por internet se había hecho con algunas de las piezas y componentes que le faltaban. Con mucho mimo las había restaurado, pero en cuanto vio nuestra vitrina, apta solo para amantes de lo auténtico, sus ojos se anclaron a ella y lo tuvo claro: “confío en vosotros, chicos”. Sin reblar, nos dejó aconsejar y proponerle ésto y lo otro. Nos permitió que también nosotros sintiéramos su bici como propia, pues sólo así se consiguen los mejores resultados. José Antonio quería que su Macario, con la que va a participar en La Eroica, llevara los mejores componentes de la época, que estuviese montada toda en Zeus, esa mítica marca de antaño.

Cada semana, cada dos días, o incluso cada día, se acercaba por el taller para pillar una pieza nueva, para traernos el último tornillo que había pulido hasta dejar el cromo como el espejo, para hablar de cubiertas o tubulares, para discutir sobre las calcas o para divagar sobre el color de los macarrones y de la cinta de manillar.

Jose Antonio cromó la horquilla de su bici, y decidio dejarla así, en lugar de pintarla de su azul con los racores cromados como era originalmente, las calcas y las gomas (escaladores) de las manetas de freno se encargaron a Jordi de Reciclone, gran profesional que realiza réplicas de las originales de Zeus muy bien logradas. Las demás piezas que le faltaban salieron de nuestra vitrina.

Al final se trató de un trabajo a medias con el propio José Antonio, quien con mucho esmero y detalle pulió la mayoría de las piezas en sus ratos libres frente al televisor. De esa manera nos ahorró buena parte del trabajo (y unos euros para su bolsillo, por qué no). Montar los tubulares también fue obra suya, ¡pues no es muy buena idea ir a una carrera con tubulares sin haber calzado nunca antes uno!

Al final no sería ésta la única bici de su familia a la que íbamos a dedicarle nuestro tiempo, pues también tuvimos el placer de poder vestir la otra bicicleta Macario de su mujer.

Ahora solo queda que los dos disfruten al máximo el próximo 3 de Junio en La Eroica y, aunque ganen o no, la terminen o no, luzcan con orgullo sus dos pequeñas máquinas que con tanto mimo han preparado… ¡y que se traigan unos buenos embutidos y garnachas de vuelta!

Comments

comments