Hace tiempo que nos mandaron esta ZEUS de los 80’s desde Huelva, para darle un lavado de cara, dejarle la pintura como nueva, y en definitiva restaurarla integralmente parta participar en pruebas cicloclásicas como la próxima Eroica Hispania.

El oxido había corroído bastantes zonas de la tubería y el color original se había echado a perder, iba a ser complicado encontrar el color exacto, pero había que intentarlo.

En cuanto a la horquilla encargamos el trabajo a nuestros cromadores de confianza Electro Niquel FORCAN, especialistas desde 1947.

Situados en el polígono industrial de Malpica, a las afueras de Zaragoza, son expertos en todo tipo de tratamiento de niquelado, cincado, cromado y hasta baño en oro! En el caso de la horquilla tuvieron que hacerle dos agujeritos arriba de las punteras para que evaporasen por ahí los gases, y una vez descromada y pulida la volvieron a cromar.

Y en cuanto a la pintura, primero chorreamos el cuadro y luego nos toco buscar la pintura en la carta de color, cual aguja en un pajar. No acertamos a la primera y pintamos en un tono mas dorado, cuando en realidad era más anaranjado. Dejamos las tuercas del eje puestas para conservar el tono original y así ver el resultado después de pintado. A la segunda dimos con el tono exacto como se puede ver en las fotos.

Por ultimo colocamos las calcas replicadas por Reciclone y después lo barnizamos en brillo. ¡Como nuevo oiga!

Una vez terminado el trabajo de pintura, nos tocó limpiar y pulir en el taller los componentes originales e incluso reponer alguno, como la maneta de freno izquierda que tenía el tope de la cabeza de cable rota. Por suerte tenemos un buen fondo de armario para reponer lo que necesiten las restauraciones que nos encargan. La verdad que la bici quedó como nueva, y lo que más le preocupaba al cliente que era el color de la pintura, lo conseguimos reproducir lo más fielmente posible…

El resultado de la restauración original de esta ZEUS de los años 80 la podéis juzgar vosotros mismo.

¡Esperamos que os haya gustado!